Saltear al contenido principal
  email confisa      facebook confisa  instagram confisa      
Guía Práctica Para El Ahorro

Guía práctica para el ahorro

Ahorrar significa reservar una parte de tus ingresos actuales para ser utilizados en el futuro. Ahorrar no se trata de depositar o dejar en tu cuenta de ahorros lo que te sobró en el mes, sino más bien de disponer un porcentaje o cantidad  específica que va a estar dentro de tu presupuesto mensual.

Muchas personas quisieran poder ahorrar y no saben cómo, a veces lo ven como algo difícil o simplemente no saben por dónde empezar, pero algo que debes de aprender es que el ahorro es el primer paso para tu independencia y libertad financiera. Esta guía te va a ayudar paso por paso a desarrollar una cultura del ahorro y que este camino sea práctico y fructífero.

  1. Fija un objetivo – Establecer un objetivo es el primer paso que debes hacer para iniciar y desarrollar una cultura del ahorro. Los objetivos nos permiten ponerles nombre a nuestros ahorros, nos ayuda a recordar porque estamos ahorrando y si estamos haciendo y aportando lo suficiente para conseguirlo.
  2. Piensa antes de gastar – ¿Sabías que puedes ahorrar cerca del 30% de tus ingresos si antes de gastar lo piensas dos veces? Así es, un gran porcentaje de nuestro dinero es gastado en cosas innecesarias o antojitos, de los cuales no nos damos cuenta porque son tan pequeños que no duelen. Debes prestarles atención pues son una muy buena fuente para tus ahorros.
  3. Sé organizado – Algo que distingue a las personas ahorrativas sobre los demás es que son muy organizados, ¿a qué nos referimos con esto? Pues es sencillo, una persona que sabe lo que tiene, de donde viene y hacia dónde va, es una persona que tiende a planificarse, a contemplar los imprevistos y sabe ponerse límites. Mantener unas finanzas organizadas te permite tomar decisiones que maximicen tu dinero.
  4. Busca rendimiento – El ahorro en casa no genera rendimientos y por el contrario, tu dinero se deprecia. Debes ahorrar en productos que te generen rendimientos por tu dinero, por ejemplo, los certificados financieros o de inversión, los cuales dan tasas de interés por encima de las cuentas de ahorro y te permiten elegir la fecha en la que te gustaría obtener tu capital de vuelta o reinvertirlo.
  5. Ten por lo menos 3 tipos de ahorro – El bienestar económico es la clave de un buen desarrollo personal y colectivo, por eso es importante que después de que desarrolles la cultura del ahorro, te enfoques en distribuirlo en 3 diferentes partidas:
    • Ahorro para emergencias – Es el fondo que debes de tener para cubrir los grandes imprevistos.
    • Ahorro para inversiones – Es el que vas a destinarlo a negocios o instrumentos que te van a dar un mayor rendimiento.
    • Ahorro para gastos – Este es el fondo para tus vacaciones o compras.

Es importante que cuando empieces a ahorrar entiendas la importancia de buscar un rendimiento sobre tu dinero como dice el punto 4.

El dinero debes verlo como una semilla que colocas en la tierra para que crezca, debes cuidarla y echarle agua para que pueda dar frutos, los mismos que te van a dar más semillas para poder tener más.

Cuando colocas tus ahorros en productos que generan rendimiento, le estas echando agua a la mata, pero cuando tienes tu dinero en donde no obtienes rendimientos o debajo del colchón, no lo estas cuidando y no se va a multiplicar, tus finanzas se verán afectadas porque todos los años los precios de los alimentos tienden a subir.

Tener tus buenos ahorros puede tomarte algo de tiempo, pero es mejor tener que no tener. La pandemia del COVID-19 nos ha enseñado de lo importarte que es contar con esos fondos disponibles y que, si ahorramos de manera inteligente, podemos tener una mayor tranquilidad financiera.

 

Volver arriba