Saltear al contenido principal
  email confisa      facebook confisa  instagram confisa      
¿Cómo Planificar Mis Finanzas Y Tener Un Nivel De Deuda Sano?

¿Cómo planificar mis finanzas y tener un nivel de deuda sano?

  • Blog

Planificación financiera y nivel de deuda sano son dos columnas que sostienen la libertad financiera de las personas. Muchos hablan o han escuchado hablar de ellas, pero muy pocos las construyen o se disponen a construirlas.

Un famoso proverbio Chino dice: “Un viaje de mil kilómetros comienza con un paso”. Esta frase ha sido traspasada por generaciones y estamos seguros de que la gran mayoría lo ha escuchado por lo menos una vez. Es una frase que podemos usar de ejemplo para motivar nuestro primer accionar en planificación financiera y con ello lograr niveles de endeudamiento sanos.

Pero, ¿a qué nos referimos con planificación financiera? La planificación financiera es el método o proceso utilizado para dar foco, dirección y significado a cada una de las decisiones financieras que se toman a lo largo de la vida, se debe partir de un diagnóstico de la situación financiera actual y de los objetivos financieros que se quieren alcanzar.

  1. ¿En dónde estoy actualmente? Esa es la primera pregunta que debes responder para poder iniciar tu planificación financiera, debes de ser sincero, lo más sincero que puedas. ¿Tienes deudas? Si la respuesta es sí, ¿Cuáles? ¿Qué debo? ¿A quién le debo?

 

  1. ¿Qué quiero o qué busco financieramente? Esta respuesta es sumamente importante porque de ella se produce tu plan de acción. ¿Quieres ponerte al día con tus deudas, fijar una meta de ahorro con un propósito específico o iniciar un negocio? 
  1. ¿Por qué quiero llegar allá? Saber cual es la motivación de nuestras decisiones nos ayuda a conocer el trasfondo de nuestra planificación financiera. Por ejemplo, quieres consolidar tus deudas para tener más dinero disponible o buscas un financiamiento para adquirir o cambiar tu vehículo. Lo importante de saber las motivaciones de tu plan es que te ayuda a ser paciente y perseverante.
  1. Elabora un esquema para plasmar tus ingresos y gastos, haz un presupuesto y controla su ejecución. Contrario a lo que mucha gente cree, registrar tus ingresos y gastos es más sencillo de lo que parece, más abajo un ejemplo que te puede servir como guía.

 

 

En el esquema anterior se muestra como ejemplo la situación financiera de una persona cuyos gastos e ingresos están administrados correctamente, lo que le permite en este caso disponer de un financiamiento de vehículo de manera responsable y aprovechar las ventajas del mismo.

Adquirir deudas puede resultar muy beneficioso para ti, tu familia y su calidad de vida si lo hacen de manera adecuada e inteligente. En la actualidad hay muchos instrumentos financieros que antes no existían o solo estaban disponibles para un grupo muy selecto. Hoy la gente puede tener 2 o 3 tarjetas de crédito, un préstamo y una línea de crédito ganando menos de RD$50,000.00 pesos mensuales.

Las deudas te pueden permitir aumentar tu flujo de caja cuando haces una consolidación o las utilizas para adquirir bienes que te van a dar un retorno mayor a lo invertido, también puedes optar por endeudarte para adquirir activos, como las propiedades y generar ingresos por alquiler o ingresos por la venta.

Otro punto a favor que debes de tomar en cuenta es que cuando te endeudas y eres responsable, las puertas se te irán abriendo para que adquieras nuevos productos y opciones que antes no tenías al alcance, esto se debe a que tu disciplina y buen manejo son garantías para que el banco confíe en ti.

Por último, es importante que, si tienes alguna duda sobre los productos, tasas de interés, plazos o beneficios de los productos de crédito, te acerques a algún oficial o asesor financiero que te pueda orientar y sepas elegir el producto que más se adecue a tus necesidades.

Volver arriba